martes, 2 de diciembre de 2008

Trufas de chocolate


Es la receta del libro básico, para mí las mejores trufas y sin ninguna duda las más fáciles de hacer. Al principio no me "fiaba" nada de la receta, es que la lees y como es tan simple parece que van a salir unas bolitas de chocolate psé, bueno, normalillas, y claro, ¡yo quería una receta con la que salieran unas trufas espectaculares! Y cuando por fin la hice... Mmmmm qué buenas están, para mi gusto mejores que las de mascarpone, que las que llevan galleta... Las mejores, vaya. Como las compradas pero están más buenas, de verdad que sí. Además se hacen en poco tiempo (aunque hay que darles su tiempecito de congelación, si no son inmoldeables) y son todo un punto para llevar a casa de alguien. Si no tienen Thermomix, claro, porque se quedarán asombradísimos de que esta maravilla la puedas haber hecho tú, y de que tengan esa pinta, y estén tan buenas. Lo único malo es que la receta es tan facilísima que parece que le quita un poco de mérito, jeje.

Ingredientes:

650 gr. chocolate postres
500 gr. nata líquida (yo uso de la de montar, con más de 35% m.g.)
50 gr. ron añejo (la receta del libro pone brandy)

Preparación:

Poner la nata en el vaso y programar 4 minutos, 90º, velocidad 2. Cuando pare la máquina, añadir el chocolate troceado y programar velocidad 6 hasta que quede perfectamente triturado. Añadir el ron y mezclar unos segundos a velocidad 6. Retirar la pasta, pasarla a un cuenco y meterla en el congelador. Cuando esté solidificada, hacer bolitas y pasarlas por cacao, fideos de chocolate, crocanti de avellanas, galletas machacadas... Servir colocándolas en pequeñas cápsulas de papel.
Mantener en el congelador hasta el momento de consumirlas.


8 comentarios:

Elenna dijo...

Nunca las he ehco precisamente porque no me fiaba...pero si tu dices que salen buansisimas, las probare estas fiestas!!!!!
Besitos! Te han quedado perfectas!

Irene dijo...

Muchas gracias Elenna, de verdad que salen impresionantes para lo tontas que parecen, pruébalas y verás como repites! Gracias por tus comentarios!
Besitos

María Lunarillos dijo...

Ohhhh, qué cosa más rica!!

Yo hice trufas en su día pero antes de tener la Thermo. Tengo que probarlas!! Y si dices que están tan buenas... ¡¡Me animo pero ya!

Un besín.

María Lunarillos dijo...

Oye, una duda, ¿y si no las mentengo en el congelador? ¿Pasa algo? ¿Hay que comerlas congeladas? Es que quiero incluirlas en unas cestas que estoy haciendo para regalar... Y, claro, no podrían ir congeldas. Las que yo hice iban a la nevera y ya está... A ver si me dices...

Irene dijo...

María, yo las guardo en el congelador y antes de comerlas las dejo sólo unos minutos fuera, muy poquitos, se quedan perfectas. Pero cuando llevan fuera un rato se ponen demasiado blanditas, creo yo, aunque quizá todo sea cuestión de gustos... es difícil de decir porque una vez que las sacas, es imposible que duren, jejeje. Están tan buenas, y son tan facilísimas, que yo que tú las haría, deja algunas fuera para probar la textura, y si no te convence, pues no las regales y las dejas, en el congelador aguantan super bien, y siempre las puedes añadir a la próxima tarta helada. Ya me dirás! Besitos

María Lunarillos dijo...

Vale, vale, eso haré. Gracias!!

OLGUIS dijo...

las trufas son deliciosas me fascinan.
Saludos y excelente blog
olguis.

Irene dijo...

Olguis, las trufas son todo un enganche, como son tan chiquitas empiezas... ¡y ya no puedes parar! Muchas gracias por tu visita, espero verte más por aquí. Un beso