jueves, 1 de enero de 2009

Bombones de foie


Estos bombones me llamaron la atención desde que los vi en el blog Con los 5 sentidos. Los guardé en favoritos porque me pareció una combinación exquisita, pero no fue hasta que empezaron a hablar de ellos en el foro de Mundorecetas cuando me volvió a picar la curiosidad. Allí había opiniones de todo tipo: por lo general gustan mucho, pero claro, hay quien decía que no le había gustado nada la combinación... ¡Esto había que probarlo para opinar! Me han parecido deliciosos, una exquisitez. La combinación de sabores es totalmente acertada. Además no tienen trabajo ninguno, y es de esos aperitivos para quedar como una reina... Fisno, fisno de verdad. Y sin despeinarnos.

Ingredientes:

Una cubitera de silicona
Chocolate de cobertura (tipo Nestlé postres, el mío Hacendado, es el que más me gusta)
Foie mi-cuit de buena calidad
Sal Maldon
Crema de vinagre balsámico (yo no le puse, y no creo que le haga falta, la verdad)

Preparación:

Derretir el chocolate al baño María y pincelar con él los huecos de la cubitera. Mi pincel de silicona era muchísimo más grande que los huecos de la cubitera, así que fui poninedo chocolate en cada hueco con una cucharita y repartiéndolo bien por las paredes. Poner en el congelador hasta que solidifique (tarda poco, se nota perfectamente cuando está). Volver a hacer una segunda capa de chocolate y poner de nuevo en el congelador.
Aplastar el foie con un tenedor y rellenar los huecos, apretando bien para que no queden partes vacías. Pincelar de nuevo con chocolate para hacer la base y poner en el congelador.
Desmoldar con cuidado y recortar los sobrantes de los lados.
Poner sobre cada bombón unas escamas de sal (la receta indica poner antes una gotita de crema de balsámico, pero yo no le puse).


Notas: antes de hacerlos, estaba casi segura de que se iban a estropear al sacarlos de la cubitera, que se cuartearía el chocolate, que se quedarían pegados... Pero no, salieron perfectos, no se estropeó ni uno. De sabor, ya lo he dicho, exquisitos. Sólo una o dos escamitas de sal que llevaba cada bombón le dieron un toque buenísimo, aunque el tema de la crema de balsámico ya me convence menos (por eso no les puse). Aunque claro, todo es probar. Recomiendo sacarlos del congelador un ratito antes de tomarlos, para que el foie no esté tan frío y se acentúe su sabor.
Un puntazo.

2 comentarios:

María Lunarillos dijo...

Llevas toda la razón, son una exquisitez. Yo los hice una vez y volveré a hacerlos cuando encuentre otra buena ocasión. Son para momentos especiales... Y a ti te han quedado bordados. ¡Qué corte de bombón!

Un beso.

Irene dijo...

María, tienes toda la razón, yo los hice para mi fin de año "para dos" y nos parecieron muy especiales. Desde luego no es para ir poniéndolos en la mesa cada fin de semana, pero me encantó la combinación. Por cierto, no sé si al final hiciste las trufas!
Un besito