lunes, 19 de enero de 2009

Albóndigas en salsa (en Varoma)


Bueno, ahora una recetita sana, sana, para variar, jeje. Estas albóndigas "light" no se fríen, se hacen en el Varoma, así que mucho más sanitas. Además, al unirlas con la salsa, no se nota nada. La salsa nos gustó mucho, es muy sabrosa y los champiñones le dan un toque muy bueno. Las albóndigas quedan tiernas y jugositas. ¡Os animo a darles una oportunidad! La receta es de Alicia, puedes ver la suya aquí

Ingredientes:

Para las albóndigas:
1/2 kg. carne picada, mitad de cerdo y mitad de ternera, o la que os guste
2 huevos crudos
2 ó 3 dientes de ajo
Unas ramitas de perejil fresco (sólo las hojas)
Sal
Pimienta negra molida
Nuez moscada
Pan (un trozo de barra de unos cuatro dedos)
50 gr. vino blanco
Harina

Para la salsa:
1/2 cebolla
1/2 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 dientes de ajo
2 zanahorias
50 gr. aceite de oliva
100 gr. vino blanco
70 gr. agua (se puede añadir más si nos gusta la salsa menos espesa, lo admite perfectamente)
200 gr. champiñones laminados, o setas (yo puse champiñones, le dan un toque muy bueno)
Sal
Pimienta negra molida
Nuez moscada
1 lata de fritada casera (la mía marca Hacendado, es como un pisto espesito, muy casero)

Preparación:

Para las albóndigas:
Echar en el vaso de la Thermomix los dientes de ajo y el pan. Rallar en velocidad 5-10 unos segundos, hasta que oigamos que ya no choca contra las paredes. Un par de segundos antes de parar la máquina, echar el perejil por el bocal (así no se quedará el pan verde). Volcar sobre el bol donde tengamos la carne picada. Sin lavar el vaso, incorporar los huevos, el vino y las especias, y mezclar unos segundos en velocidad 4. Incorporarlo también al bol de la carne y mezclar con un tenedor.
Formar las albóndigas, enharinarlas y pincelar con aceite el recipiente y la bandeja del Varoma. Ir colocándolas separaditas.

Para la salsa:
Enjuagar el vaso y secar un poco.
Echar la cebolla, el ajo, las zanahorias, y el pimiento rojo y verde en trozos grandes, y trocear en velocidad 4 entre 4 y 6 segundos. Añadir el aceite y programar 8 minutos, temperatura varoma, velocidad 1, sin poner el cubilete.
Cuando acabe, añadir el resto de ingredientes de la salsa, programar 30 minutos, temp. Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara, y colocar el recipiente Varoma (con las albóndigas dentro) sobre la tapa.
Una vez terminado el tiempo, abrir el recipiente Varoma con cuidado de no quemarnos y comprobar que las albóndigas están hechas. Volcar las albóndigas en la fuente u olla donde las vayamos a servir y añadir las salsa por encima. Mezclar bien y dejar reposar un ratito.

Notas: nos han gustado mucho, pero una vez hechas, cuando las probamos, me pregunté para qué exactamente servirá la harina, si no se fríen... Se nota un poco el "tacto" de la harina recubriendo las albóndigas, así que la próxima vez, probaré a hacerlas y ponerlas directamente en el Varoma, sin harina ni ná, a ver qué tal.

6 comentarios:

Elenna dijo...

Pués muy ricas y sanita, recuerdo cuando se las vi a Alciia, y me encantaron, y las tuyas se ven geniales!!!!

Irene dijo...

Elenna, a mí me gustaron porque las vi muy sanitas, pero luego al probarlas nos encantó la salsa, queda muy sabrosa y las albóndigas jugositas... Un beso y gracias por visitarme, guapa!

Angelines dijo...

Muy ricas estas albóndigas. Por inercia, he preparado la masa de las albóndigas "a mano" y le he añadido un poco de canela en polvo. Le da un toquecillo exótico. La salsa está muy rica y eso que he usado champiñones de lata (en fin...). No les he puesto harina y, en efecto, quedan deliciosas en el Varoma. Enhorabuena, linda.

Irene dijo...

Qué bien, me alegro mucho de que te hayan gustado. Y el toquecillo de canela, ¡me encanta! Tendré que probarlo. Decididamente, las próximas serán sin harina. ¡Más sano todavía! Gracias por compartir tus albóndigas conmigo, jeje ;-). Un beso

Maytia dijo...

Me han encantado, y eso que ya sabes que tenía mis reservas temiendo que supieran a "hervidas" por estar hechas en el Varoma en vez de fritas a la manera tradicional... La salsa, extraordinariamente sabrosa, y los tropezones de champiñones, una delicia cada vez que te los encuentras... Por cierto, van perfectas para acompañar con pasta fresca (en mi caso, tallarines) y están si cabe más jugosas después de congeladas. Besos, ma petite.

Angelines dijo...

He vuelto a hacerlas y están deliciosas. A mí me gusta mezclar las albóndigas con la salsa en una cacerola, y dejarlas cocer unos 5 minutos, para que las albóndigas pierdan ese color tan anti-gastronómico que tienen al salir del Varoma. Tengo que probar a tomarlas junto con la pasta, como dice Maytia. Me recuerda a la peli de la Dama y el Vagabundo... Besitos